Un Ciego con una Pistola

Ya conoces la novela, es un guiño, y sabrás por eso que este es un blog pretencioso sobre el libro y su mundo. Si quieres comentar algo, adelante, si quieres enviarme tu libro, mucho mejor: daré cumplida cuenta.

Pasado presente

Resulta que desde hace no menos de tres años y medio, funciona desde Madrid la editorial Abada. De edición impecable, como conviene al contexto (si no eres Planeta, Random, Anaya) y con catálogo de vocación escogida e interesante (compartimentado en campos como: clásicos de la literatura, filosofía, ciencia, teoría literaria, etc.). Su anagrama es, precisamente, un abada, un rinoceronte (el pintado por Durero, creo). La explicación a la elección, es sorprendente, quizá venga implicada en esta novedad para el año en curso: El rinoceronte y el megaterio de Juan Pimentel. La historia reconstruida afirma que:

Estos animales fueron imaginados antes que vistos, lo que no impidió que se convirtieran en sendos objetos en el mundo del conocimiento. […] Este libro aborda el trabajo del arte y la ciencia, el papel de la imaginación y la analogía en la confección del conocimiento.

En mi caso, la sorpresa saltó cuando encontré entre las cubetas de la librería el trabajo (¿he hablado ya de la magnífica edición?) de Francisco Vázquez García: La filosofía española: herederos y pretendientes. Una lectura sociológica [1963-1990]. Como licenciado en la materia el interés va de suyo. El autor, catedrático de Filosofía en Cádiz, ofrece la cristalización momentánea de un proyecto  colectivo de investigación más amplio que ha obtenido financiación estatal, y se titula «Intelectuales y calidad democrática en la España contemporánea: un estudio sobre el campo filosófico». Para entendernos, se trata de analizar con las herramientas de la sociología promovida por Pierre Bourdieu, la que podríamos considerar como transición filosófica que acompañó al cambio político contemporáneo español.

Así, por un lado, Vázquez García reivindica la importancia del punto de vista sociológico como interno a la propia filosofía, algo que es una novedad, sobre todo para determinadas corrientes, pero no para las marxistas. Claro que una cosa es reivindicar este aspecto y otra ponerlo en práctica más allá de la descalificación sociologista. Esto se lo agradecemos al autor. Por otro lado, obtenemos una imagen de conjunto muy interesante no sólo para el o la especialista en el campo, sino incluso para profanos que de repente encuentran algo del origen de las editoriales más prestigiosas de la actualidad (Alianza, Crítica, Ariel, El Viejo Topo, Trotta) o la historia de las fenecidas (como Ciencia Nueva o Cuadernos Para el Diálogo). Así mismo, podemos hacernos una idea de la trayectoria personal/ profesional de muchos de nuestros más reconocidos próceres intelectuales: Muguerza, Savater, Bueno, Trías, Adela Cortina, etc.

No es un libro perfecto, no es la verdad eterna: es un buen punto de partida, con mucha información y su combinación de historia, análisis sociológicos estadísticos, historias de vida, historia de las instituciones y exposición filosófica permiten beberse las páginas en un suspiro. Que la colección de Filosofía la dirija Félix Duque (actor en el libro) es humor histórico-dialéctico, tipismo filosófico.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: